Dr.Romeu y Asociadas · Blog · Psicología : La terapia psicológica: Ir al psicólogo
terapia-psicologo

Primera sesión con el psicólogo

Cuando un cliente acude por primera vez al psicólogo, se puede sentir un poco perdido y abrumado, sin saber muy bien cómo proceder. En general, en la primera sesión, se acostumbra a preguntar por el funcionamiento de la terapia, su duración, la periodicidad de las sesiones, etc.

En cuanto a la duración, es difícil de determinar en una primera sesión y aunque podemos hacer un cálculo aproximado, es imposible saber si será un mes, tres, nueve, etc. En mi caso, intento plantear el proceso psicológico por objetivos (a corto, medio y largo plazo) y por resultado, y conjuntamente con el cliente, voy revisando los avances de forma periódica.

En cuanto a la periodicidad, para mí, lo mejor es realizar una terapia semanal al principio e ir espaciando las sesiones conforme se obtengan resultados. Evidentemente, cada caso es diferente y uno se adapta a los horarios, economía e interés del cliente.

En qué consiste la terapia psicológica

Hay muchas maneras de llevar una terapia psicológica, desde diferentes escuelas (cognitivismo, constructivismo, existencialismo, psicoanálisis, etc.), como la propia actitud de terapeuta (dependiendo de si dirige más la terapia o tiende más a escuchar), y varios factores más. Pero, en general, hay varios aspectos comunes que se repiten:

  • Identificar el motivo de demanda y conseguir que este sea realizable y trabajable. Explicar, que el motivo de demanda inicial (por ejemplo la ansiedad, la fobia o la depresión) es sólo la punta del iceberg.
  • Realizar un trabajo exhaustivo de investigación sobre uno mismo mejorando el nivel de introspección y autoconocimiento, al mismo tiempo que el del propio entorno. Se explorará a tres niveles: biológico, psicológico y de entorno.
  • Realizar psicoeducación, explicando muy bien y de una forma entendible para el cliente, todos los aspectos relacionados con su enfermedad, trastorno, patología o malestar.
  • Mejorar autoestima, trabajando los siguientes aspectos de uno mismo: la actitud proactiva, la escucha interna, la aceptación incondicional, el respeto, la comprensión y la responsabilidad.
  • Ir modificando poco a poco todos los aspectos internos que contribuyen a un funcionamiento disfuncional o desadaptativo de la persona. Aquí, el terapeuta debe ser hábil en encontrar la mejor manera de ayudar al cliente a identificar los conflictos y a ponerles solución.

Para el éxito de la terapia

La terapia psicológica, para mí, consiste en realizar un proceso de aprendizaje y cambio personal, guiado por el terapeuta, pero llevado a cabo por el cliente. Las características necesarias para que un tratamiento psicológico pueda tener éxito son:

  • Qué el paciente pida ayuda, reconociendo que tiene un problema que no puede solucionar por sí mismo.
  • Que la persona quiera y desee realmente realizar un cambio.
  • Que esté dispuesto a seguir las indicaciones del terapeuta.
  • Que trabaje y sea constante.
  • Que tenga paciencia.

Cuando termina la primera sesión

En la primera sesión, para mí, es importante que el cliente salga:

  • Con una idea bastante clara de lo que haremos.
  • Contento, satisfecho y más tranquilo.
  • Con la sensación de que está en el buen camino y en las manos adecuadas.
  • Con la esperanza de que las cosas pueden mejorar y que él mismo contribuirá de forma mayoritaria a los cambios que se consigan.
  • Con ilusión y con la impresión de que ya no está solo en su problema.
  • Y, por encima de todo, habiéndose sentido comprendido, acompañado y no juzgado.

Helena Romeu Llabrés

Psicóloga clínica