Este debate contiene 2 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Pablo hace 2 años, 9 meses.

  • Autor
    Publicaciones
  • #2770

    Pablo
    Participante

    Hola, me alegro de haber encontrado, luego de una larga búsqueda en internet, un lugar donde pueda pedir orientación sobre mi padecer.
    No se por donde empezar, y espero que la extensión de este mensaje no resulte engorrosa de leer.
    Me gustaría hacer una breve introducción sobre mi vida para explicar como llegué a tener esquizofrenia.
    Yo siempre tendí a ser solitario, pero tuve una vida con buenos logros y objetivos alcanzados, hasta cuando tuve 20 años de edad. Ese año mi madre murió y 6 meses después mi padre me echo de mi casa. Entonces perdí la oportunidad de continuar con los estudios que estaba cursando porque no tenía dinero en absoluto y comía muy mal. Con el tiempo me fui recuperando economicamente pero no lo suficiente como para volver a mudarme a la ciudad donde yo estudiaba. A la edad de 22 años hablando con una abogada me entere de que era ilegal que mi padre me expulsara de mi casa y entonces pude volver a vivir allí. Mi padre estaba trabajando en una ciudad vecina y quede viviendo solo en la casa. Estuve un tiempo sin trabajar entonces, y a pesar de que me mantenía activo gracias a la lectura y a la música, y de que además no padecía carencias economicas debido a que tenía cantidad suficiente de dinero ahorrado, yo estaba demasiado solo desde hacia muchos años(desde los 18) y era un adicto al consumo de cannabis.
    Fue entonces cuando comenzó la esquizofrenia. Durante un año estuve hablandome a mi mismo, contandome historias, personificando personajes imaginarios que pertenecían a dichas historias, percibiendo imágenes y sonidos dentro de mi cabeza que ayudaban a estas narraciones, etc. Me la pasaba hablando en voz alta y también murmurando estas voces ajenas y propias que formaban los diálogos que componían las narraciones. Aparecían en mi cabeza la mayor parte del día, todos los días. Desde que me despertaba hasta que me dormía.
    Este relato gigantesco explicaba la realidad que yo vivía en ese presente: como podía estar mucho tiempo paseando por parques y plazas sin que nadie me moleste ni allí ni en mi casa, como podía obtener las cosas necesarias para la vida (comida, casa, ropa, etc), como habían llegado hasta mi libros y piezas musicales, como conseguía cannabis, entre otras cosas. Según esta historia todas esas cosas que nombré estaban dadas a mi como en un acto de redención, como provistas de un halo místico producto de los logros heroicos que yo supuestamente había hecho… según mi fantasía.
    Conté esto último como para dar un ejemplo de lo que me pasó. Lo que quiero remarcar es que durante dicho año mi fantasía fue casi totalmente positiva. Creer en todo esto me hizo sentir mucho mejor, aunque estoy seguro de que inconscientemente yo estaba al tanto del engaño que estaba perpetrando desde y hacia mi mismo.
    Pero llegó un momento en que la situación se tornó insostenible economicamente. Y creo que fue por eso que el relato que les estaba contando de repente se invirtió y se volvió en mi contra. A las tres semanas estaba internado psiquiatricamente por haber intentado colgarme, arrepentirme e ir a buscar ayuda a un hospital. Estuve un mes y medio internado y en ese plazo arregle la relación con mi padre.
    Cuando salí de la internación mi vida había cambiado por completo. Tomaba mucha cantidad de psicofarmacos, hacia terapia psicológica, me hice adicto al tabaco, deje de consumir cannabis y cambiaron bastante mis gustos musicales. Estuve un año recuperandome y ahora me acabo de mudar de nuevo a la ciudad donde estudiaba para retomar la universidad y mientras también me dedico a trabajar porque mi padre dice que ya estoy grande y tengo que ser independiente.
    El problema es que me carcome el temor de no llegar a recibirme por varias razones. Una es que cuando yo estudiaba antes dedicaba a la universidad seis horas por día o más aproximadamente, y dudo que con un trabajo de ocho horas diarias pueda lograr lo que me propongo. También tengo otros problemas para concretar mis estudios: tengo problemas de respiración (estoy operado dos veces de nariz y una de amigdalas) y también estoy teniendo otros problemas de salud y emocionales que probablemente sean porque dejé de tomar los medicamentos sin prescripción medica (para ese momento sólo tenía indicado tomar olanzapina). Dejé de tomarla porque si quiero estudiar y trabajar ha de ser imposible, incompatible con la toma de la medicación ya que la misma me trae problemas de memoria y de exceso de horas de sueño.
    El resultado es que se me genera tal angustia que me imagino autoflagelandome (cosa que nunca hice) en un futuro cercano, de vuelta en mi ciudad de origen, frustrado por no haber podido llevar adelante mis proyectos. Me imagino teniendo que agarrar el primer trabajo que encuentre y tratando de conservarlo lo más posible, teniendo así una vida vacía de metas y objetivos personales. Uno de los problemas es que en mi ciudad el rubro que yo estudio no está desarrollado, por lo que me sería muy difícil comenzar de nuevo a intentar una carrera ahí. Finalizando este mensaje, digo que veo la posibilidad del suicidio como algo acechante, si es que me encuentro con este panorama que parece inminente.

  • #2773

    DrRomeu
    Participante

    Hola,

    La esquizofrenia es una enfermedad que requiere tratamiento farmacológico, así que te recomendamos que lo reinicies. También creemos que tu en tu situación es aconsejable continuar la terapia psicológica.
    También seria interesante consultar con un abogado para preguntar sobre la posibilidad de tramitar una invalidez permanente.
    Ánimos y antes de tomar decisiones extremas habla con tus familiares, amigos y profesionales que te atienden.

    Dr. Romeu y asociadas

  • #2775

    Pablo
    Participante

    Muchas gracias por responder el mensaje y por su consejo.
    Ya tengo lo que aquí en Argentina se llama certificado de discapacidad. No es permanente, pero igual me sirve por ahora.
    Respecto de la terapia psicológica, ya he intentado con dos psicólogos atenderme, pero, resumiendo, lo único que he logrado en el mejor de los casos es tener a alguien que escuche mis inquietudes. Me hubiera gustado, después de tanto tiempo haciendo terapia, que alguna vez se me haya dicho una conclusión o deducción que suene determinante, algo así como una toma de posición frente a un asunto, algo que me hiciera pensar que no le estaba hablando a una pared.
    Y sobre el tema farmacológico, creo que cuando estuve grave me hicieron falta los medicamentos porque me hacen olvidar de las cosas y pensar menos, entonces me preocupo menos por los problemas. Además de que pienso que te hacen aumentar las horas de sueño. Eso creo que es positivo sólo si se quiere evitar una confrontación más directa entre el paciente y su trastorno mental. Pero me parece que se trata sólo de una postergación, y que cuando uno ya está más estable queda claro que las causas reales no son solucionables con la medicación. Eso es lo que opino yo basándome en mi experiencia personal.

Debes estar registrado para responder a este debate.