¿Qué es el Mindfulness?

Podríamos decir que Mindfulness es una actitud que se tiene ante las experiencias que nos trae el hecho de vivir. ¿Cuál es? La de observar el momento presente, suspendiendo los juicios para no reaccionar impulsivamente. Las terapias y los programas socioeducativos que incorporan Mindfulness tienen como finalidad potenciarla introduciendo varias estrategias y prácticas. Estas tienen como objetivo desarrollar una habilidad que ya tenemos: la de gestionar mejor nuestras emociones más intensas para cultivar una mente más serena. Lo hacen ejercitando la capacidad de prestar atención -a un mismo, a los otros y en el mundo- aceptando la realidad cómo es. Es un entrenamiento para aprender a vivir el malestar de una manera diferente, reduciendo el ruido mental, y de responder, en lugar de reaccionar, a aquellas situaciones que nos generan tanta tensión.

¿Por qué practicar mindfulness o meditación?

Los seres humanos, del mismo modo que sabemos responder correctamente ante situaciones difíciles o complicadas, a menudo “perdemos los nervios” en momentos inesperados y aparentemente más simples. Reaccionamos como dominados por una fuerza interna incontrolable, que anhela liberarnos de la tensión interna. Esta acción, en ocasiones, puede tener un impacto en nuestro entorno que dificulta recuperar el equilibrio perdido.

A lo largo de los años he podido observar que las demandas de ayuda que realizamos las personas, muy a menudo están focalizadas en querer eliminar el malestar que sufrimos, conscientes que todo aquello que hemos intentado hacer para eliminarlo no solamente no lo ha conseguido, si no que lo ha mantenido o incluso lo ha incrementado. Cómo si atrapados por el deseo de encontrar la calma generáramos el efecto perverso de profundizar en el sufrimiento y comportamientos cada vez menos adaptativos. Si nos auto-observamos, podríamos decir que la mayor parte del cambios personales que se han producido en nosotros mismos, no han venido por no querer sentir malestar sino cambiando nuestra relación con él.

Beneficios de la atención consciente o consciencia plena

Por todo esto, el Mindfulness (Conciencia llena) puede aportar, de forma complementaría a otros tipos de actitudes ante la vida, una práctica que refuerza aquellas potencialidades personales que son necesarias para afrontar de una manera diferente una situación prolongada de malestar.
En la medida que Mindfulness consiste al prestar atención alo que se está sintiendo en el momento presente, con la intención particular de hacerlo, conscientemente y sin juicios, se puede convertir en una herramienta personal para relacionarnos de manera diferente con el malestar y responder en lugar de reaccionar automáticamente en momentos de estrés y/o malestar.