Dr.Romeu y Asociadas · Blog · Psicología : Afrontar el duelo: más allá de la muerte
afrontar duelo

Es frecuente encontrarnos en la consulta personas que han perdido a un ser querido y que no saben cómo afrontar esta situación. El duelo es un proceso inevitable por el cual debemos pasar todos y algunas veces resulta tan doloroso que no sabemos cómo hacerle frente. Cuando vemos que no acabamos de superar la pérdida, incluso años después, acudir al psicólogo puede ser una buena manera de afrontar el duelo y las emociones correspondientes.

El duelo: vida después de la muerte

Cuando se trata de muertes totalmente inesperadas, puede resultar más complicado, pues, además de la pérdida en sí, no hemos tenido tiempo previo de hacernos a la idea. A este tipo de traumas tan repentinos, se le pueden añadir sentimientos de injusticia o de incomprensión: “¿Cómo ha podido pasar?”, “No lo entiendo, ayer se encontraba tan bien…”

Cuando encima, se trata del fallecimiento de una persona joven, el proceso aún puede ser más difícil de asumir: “Tan joven, tanta vida por vivir”, “Es injusto”, “No puedo creerlo”.

Ejemplos de ello puede ser una muerte por accidente, como el reciente bulo de que Ronaldinho moría en un accidente de tráfico. Por suerte, el conocido futbolista se encuentra sano y salvo, pero seguro, más de un seguidor y familiar, habrán experimentado enorme temor y desconcierto ante semejante noticia.

Otras noticias recientes y desafortunadamente verdaderas son la muerte del conocido atleta Yago Lamela. Este deportista alavés, nos abandona a sus 36 años de edad dejando atrás numerosas victorias y récords deportivos. Las causas del incidente no se han revelado a los medios, pero sí hacen referencia a episodios depresivos de su pasado e ingresos en hospitales psiquiátricos. Seguramente, para sus familiares y conocidos cercanos, el suceso no es del todo inesperado, aunque no merma en ningún sentido el dolor que deben estar sufriendo en estos momentos.

Una buena manera de afrontar estas pérdidas puede ser a través de actos simbólicos dónde las personas queridas puedan despedirse del difunto. Un buen ejemplo de ello es el minuto de silencio que se realizó en el Camp Nou tras el reciente fallecimiento de Tito Vilanova.

Quizás, aquellas personas que tienen creencias religiosas o metafísicas, pueden superar más fácilmente este tipo de pérdidas, pues la idea de que existe otra vida después de la muerte, puede aliviar el sufrimiento y dar esperanza.

Lo único que tenemos claro es que toda vida tiene un final y en nuestra sociedad nos cuesta asimilar este hecho. Es importante educarnos emocionalmente en este sentido y trabajar un duelo de forma adecuada, pues sino, las secuelas pueden llegar a derivar en trastornos del estado de ánimo, entre otros.


Helena Romeu Llabrés

Psicóloga

Número colegiado: 19543