Dr.Romeu y Asociadas · Blog · Ansiedad : Ansiedad
ansiedad

Los trastornos por ansiedad constituyen, con los trastornos depresivos, los más frecuentes en el ámbito de la psiquiatría. La ansiedad, sinónimo de angustia, es la sensación de que algo va a pasar, sin saber qué. Es una reacción generalizada del cuerpo ante estímulos que requieren acción, o que son potencialmente peligrosos, desconocidos o inesperados. Las explicaciones que se dan sobre estos trastornos siguen las normas de la American Psychiatryc Assotiation (APA) y del National Institute of Mental Health de USA (Instituto Nacional de la Salud mental de Estados Unidos).

Todas las personas saben lo que es sentir ansiedad: los hormigueos en el estómago antes de la primera cita, la tensión que usted siente cuando su jefe está enojado, la forma en que su corazón late si usted está en peligro.

La ansiedad te incita a actuar. Te anima a afrontar a una situación amenazadora. Te hace estudiar más para ese examen y te mantiene alerta cuando estás dando un discurso. En general, te ayuda a enfrentarse a las situaciones. Pero si sufres de trastorno de ansiedad, esta emoción normalmente útil puede dar un resultado precisamente contrario: evita que te enfrentes a una situación y trastorna tu vida diaria. Los trastornos de ansiedad no son sólo un caso de “nervios”.

Son enfermedades frecuentemente relacionadas con la estructura biológica y las experiencias en la vida de un individuo y con frecuencia son hereditarias. Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, cada uno con sus características propias.

Un trastorno de ansiedad puede hacer que te sientas ansioso casi todo el tiempo sin ninguna causa aparente. O las sensaciones de ansiedad pueden ser tan incómodas que, para evitarlas, suspendes algunas de sus actividades diarias.

O puedes sufrir ataques ocasionales de ansiedad tan intensos que te aterrorizan e inmovilizan. Muchas personas confunden estos trastornos y piensan que los individuos deberían sobreponerse a los síntomas usando tan sólo la fuerza de voluntad. El querer que los síntomas desaparezcan no da resultado, pero hay tratamientos que pueden ayudarte.

Ofreceremos explicaciones breves de trastorno de ansiedad generalizada, de trastorno por pánico (que a veces se presenta acompañado de agorafobia), de fobias específicas, de fobias sociales, de trastorno por estrés postraumático y de trastorno obsesivo-compulsivo.