Dr.Romeu y Asociadas · Blog · Coaching : Cómo conseguir la paz interior
Cómo conseguir la paz interior

Podríamos definir la paz interior como un estado de bienestar y satisfacción con uno mismo y con el entorno.  La paz interior significa sentirse a gusto con uno, con lo que hace y con quienes le rodean.  Implica un nivel óptimo de autoestima y una forma positiva de afrontar y vivir la vida.

¿Cómo podemos conseguir la paz interior?

La actitud con la que vivimos la vida es muy importante. Una  actitud de respeto hacia uno mismo, hacia el otro y hacia las cotidianidades de nuestro día a día. Para sentirnos con paz interior es conveniente mantener una actitud positiva,  procurar ver el lado bueno de las cosas, valorar lo que hacen las otras personas por nosotros, mostrar agradecimiento por aquello que nos hace sentir bien. Para conseguir la paz interior, es importante cultivar la autoconfianza, y esto también lo conseguiremos a través de una actitud positiva hacia nosotros mismos, que implique el sentirse capaz de lograr lo que nos proponemos y utilizar un lenguaje o mensajes de respeto y apoyo para con nosotros. Así, es importante afrontar la vida con valor y confianza, con respeto hacia nosotros y hacia los demás.

Otro concepto importantísimo es el de la propia aceptación incondicional. Eso significa que uno debe aceptarse a sí mismo tal cual es, aunque evidentemente pueda querer cambiar ciertos aspectos de su vida para mejorar.  Porque cuando nos aceptamos y valoramos, nos tratamos con cariño y legitimamos nuestro ser, es cuando sentimos esto tan maravilloso, que es la paz interior.

Si por lo contrario, adoptamos una visión pesimista hacia el mundo,  utilizamos un lenguaje inapropiado o irrespetuoso con nosotros y con los demás y además, nos criticamos duramente, lo único que conseguiremos es hacernos daño y sentirnos mal e infelices.

Por todo ello, os animo a que aprendáis a vivir con paz interior, que os cuidéis, os miméis, os aceptéis y legitiméis vuestro ser, porque el ser humano es capaz de lograr sus metas, siempre desde el amor, evitando la mano dura, que solo trae miedo y rechazo.

La vida es grande, nos brinda belleza, aunque también nos da dolor. Todo ello forma parte de la vida. Sin embargo, cuando la vivimos plena y  activamente y nos adaptamos a ella con una actitud positiva y alentadora, entonces crecemos, construimos y amamos. Y todo ello, se convierte en nuestra paz interior.

Laia Oliva

Psicóloga nº Col: 14057