Dr.Romeu y Asociadas · Blog · Psicología : Cómo tratar la inseguridad
Cómo tratar la inseguridad

La inseguridad personal es un sentimiento sobre uno  mismo, que indica falta de aceptación y de confianza propia.

Las personas inseguras se sienten poco capaces de lograr sus objetivos, presentan sentimientos de inferioridad con respecto a otras personas con las que se suelen comparar, y emprenden sus actividades con temor, pensando que no tendrán éxito.

Superar la inseguridad

Su forma de actuar puede ser diferente, según sus patrones comportamentales. Así, básicamente, la persona insegura puede tender a evitar situaciones, a realizarlas cohibidamente y/o a tratarlas con una actitud de perfeccionismo excesivo.

Las personas “inseguras que evitan” tienden a esconderse. Evitan afrontar situaciones que les dan miedo, así logran unos instantes de tranquilidad. Sin embargo, esta forma de funcionar es muy dañina para la propia persona, ya que pronto aparece la frustración y la insatisfacción, lo que retroalimenta la sensación de inseguridad personal y agrava el problema de autoestima en la persona.  Ejemplos de estas conductas pueden ser los siguientes: Ausentarse de una reunión social (cena, fiesta…) por temor a no gustar, a no interesar al resto, a quedarse al margen. No presentarse a un examen por temor a suspender. Dejar que otras personas se colen en la cola del súper y no hacer nada.

Las personas “inseguras perfeccionistas” cumplen con sus deberes, aunque lo hacen sufriendo porque no confían en sí mismas. Tienen un gran control sobre sí mismas, su esfuerzo es enorme. Suelen ser hiper-responables y en momentos de gran tensión, se pueden comportar de forma ansiosa. Sienten que no lograrán con éxito su objetivo, por lo que tienen una actitud de animadversión y de infravaloración sobre sí mismas. Ejemplos de estas conductas pueden ser: estudiar en exceso para los exámenes/procurar ser “perfecto” en el trabajo.

Ambas formas de sobrellevar la inseguridad generan un importante malestar en la persona. Una por omisión y la otra por exceso de presión. Son dos formas perfectas para destruir la baja autoestima del inseguro.

Trabajar la seguridad personal es posible y aconsejable. Anotamos algunos pasos que debemos de seguir para lograrlo:

–  Acompañarse en este proceso: tener una actitud positiva, de respeto hacia uno mismo. Es conveniente que nuestra habla interior se componga de mensajes que nos acompañen. Evitar presionarnos y las críticas en negativo.

Pensamientos positivos: Practicar el pensar en positivo. Querer es poder. Pensemos que somos capaces de conseguir aquello que nos proponemos. Evitemos el pensamiento negativo y de esta manera venceremos el miedo que nos impide avanzar.

Visualizar nuestro objetivo con éxito: A través de la imaginación es bueno proyectarnos en aquello que queremos hacer o conseguir. Imágenes positivas del proceso y logro.

Enfrentarse al miedo irracional: Imaginemos que el miedo es como un monstruo que está dentro de nuestra cabeza y que nos quiere hacer fracasar. Luchemos contra él, no es real. Le podemos vencer.

Aprovechar las experiencias para aprender: De todo lo que vivimos podemos sacar un aprendizaje en positivo que nos permita evolucionar y progresar en nuestro camino hacia la seguridad.

Aceptar que el ser humano se equivoca: Es un hecho, nos equivocamos. El error es un derecho. Es conveniente aceptar que el error forma parte del aprendizaje.

Decir lo que pensamos, dar nuestra opinión: Como individuos tenemos el derecho de opinar, de decir lo que pensamos. Es bueno que digamos lo que consideramos, pues de esta manera estamos autoafirmando nuestro Yo.

Entender que no todo lo que digamos o hagamos gustará a todo el mundo: Es obvio que a veces, aquello que hagamos o digamos no gustará a todos. No pasa nada, para opiniones colores. Toda opinión es válida y respetable.

Atreverse: Es la única forma de poder avanzar y de sacar satisfacciones de nosotros mismos.  Nuestra autoestima lo agradecerá.

Estas son algunas ideas y formas para poder trabajar los problemas de inseguridad. El trabajo con un psicólogo va dirigido a conseguir una construcción segura de uno mismo y así a poder restablecer un estado perenne de bienestar personal.

Laia Oliva.

Psicóloga-Psicoterapeuta.