¿Qué es el insomnio?

insomnio

El insomnio es un trastorno del sueño muy frecuente hoy en día. Los estudios indican que afecta entre un 25% y un 35% de la población española; afecta sobre todo a mujeres, personas mayores y a personas con problemas psicológicos como ansiedad o depresión.

¿En qué consiste el insomnio?

Se trata de una dificultad para iniciar o mantener el sueño. Puede manifestarse de diferentes formas, y según éstas se definen los diferentes tipos:

  • Insomnio de inicio: problemas para conciliar el sueño en menos de 30 minutos.
  • Insomnio de mantenimiento: problemas para mantener el sueño, produciéndose despertares nocturnos de más de 30 minutos o despertando de manera precoz, consiguiendo un tiempo total de sueño escaso.

Según la duración y evolución de este trastorno, el insomnio puede ser:

  • Temporal: duración de unos días o unas semanas.
  • Crónico: duración de más de un mes.

También puede considerarse insomnio el hecho de no conseguir tener un sueño reparador, es decir, cuando después de dormir la persona se levanta cansada y fatigada, con la sensación de no haber descansado.

¿A qué es debido el insomnio?

Este trastorno puede tener diferentes causas.

  • Causas médicas: enfermedades metabólicas, neurológicas, digestivas o cardiovasculares. También por cambios hormonales, embarazo, menopausia, etc.
  • Causas psicológicas o psiquiátricas: ansiedad, depresión, esquizofrenia u otros trastornos del sueño que contribuyen a dormir peor (apnea del sueño, terrores nocturnos, etc.).
  • Consecuencia de la toma de fármacos debidamente recetados.
  • Abuso de substancias: alcohol, fármacos u otras drogas.
  • Factores ambientales: trabajos nocturnos, cambios de horarios, jet lag, temperaturas extremas, etc.
  • Malos hábitos del sueño: trabajar en la cama, realizar actividades estimulantes antes de ir a dormir, acostarse a altas horas de la madrugada, etc.

¿Cómo afecta el insomnio?

La falta de sueño afecta en modo negativo a la calidad de vida de la persona que lo sufre, lo cual se manifiesta en diferentes áreas:

  • Provoca un deterioro importante en el ámbito social, laboral o en otras áreas importantes de la actividad del individuo.
  • Quien padece insomnio sufre una fatiga diurna asociada al hecho de no descansar por la noche, lo cual provoca un malestar significativo.
  • Puede alterar a la capacidad de concentración, de memoria y el estado de ánimo (irritabilidad, disforia).
  • Puede alterar la capacidad en tareas cotidianas cómo la conducción o el manejo de maquinaria, lo cual puede ser peligroso.

¿Cuántas horas de sueño son necesarias?

El número de horas de sueño necesarias varía de una persona a otra. La media es de siete horas y media, pero existe un rango de valores dentro de la normalidad que oscila entre cuatro horas (los denominados “poco dormidores”) y diez horas (los “gran dormidores”).

¿Cómo se trata el insomnio?

Existen diferentes maneras de ayudar a una persona que sufre insomnio. Aunque se pueden combinar entre ellas, normalmente existe una forma más adecuada dependiendo de las características de la persona y del problema.

  • Educación para la salud e medidas de higiene del sueño: Informar y corregir creencias erróneas o que no ayudan a combatir el insomnio. También dotar a la persona con una relación de recomendaciones y recursos para ayudar a conciliar el sueño, a mantenerlo o a tener un sueño más eficiente. El/la psicólogo/a y el personal sanitario debidamente formado en este ámbito son los especialistas que llevan a cabo estas intervenciones.
  • Terapia psicológica: Para tratar el insomnio hay diferentes técnicas que pueden ayudar a la persona. Se puede trabajar a nivel cognitivo/conductual con técnicas como el control de estímulos o restricción del tiempo en la cama. También los ejercicios de respiración o relajación son muy efectivos. Por último, trabajando directamente la causa del insomnio (en el caso de que se identifique una causa de origen psicológico como la ansiedad, excesiva preocupación o miedos) para combatir el trastorno de raíz.
  • Terapia farmacológica: Diferentes tipos de medicación pueden ayudar a tratar el insomnio. Desde fármacos hipnóticos para tratar el insomnio puntual o para un tratamiento a corto plazo (no más de cuatro semanas), a antidepresivos. Todos estos fármacos tienen que estar siempre recetados y controlados por un médico psiquiatra.

¿Qué debo hacer si tengo insomnio?

El insomnio puede curarse en la mayoría de los casos, consiguiendo que el paciente afectado por la falta de sueño vuelva a tener unos ciclos de vigilia y sueño normales, y consecuentemente un bienestar y una mejora de su calidad de vida. Las terapias psicológicas suelen ser breves y el tratamiento farmacológico tiene una duración muy limitada. Además, en la mayoría de casos, el problema se soluciona con unas pocas directrices sobre la higiene del sueño.

Por lo tanto se recomienda consultar a un especialista en cuanto se detecten los primeros síntomas de insomnio, ya que estos pueden guiar al paciente de forma correcta para conseguir una buena higiene del sueño y evitar que la falta del descaso reparador acabe pasando factura. Cuanto antes se consulte a un profesional, antes se podrá tratar el problema y antes se encontrará la manera de solucionarlo.

Magalí Andreu
Psicóloga

¿Qué es el insomnio?
4.3 (86.67%) 3 votos


+34 932 071 800