Me siento inseguro/a y no sé si valgo para mi trabajo

No sé, veo que los demás compañeros rinden más y mejor que yo. Me siento inseguro constantemente. Me cuesta concentrarme y me equivoco todo el rato. Cuando hago cualquier tarea, después me planteo si lo habré hecho bien y me invade un miedo enorme al pensar que mi jefe vendrá en cualquier momento a regañarme por mis faltas.

Creo que no estoy lo suficientemente preparado y que todo el mundo se da cuenta de que no valgo para el puesto. Si tengo dudas y tengo que preguntar a los demás me coge mucha ansiedad y normalmente no digo nada, pero después no sé hacer las tareas y entonces me siento un inútil. Cuando tengo que hacer alguna presentación me quedo bloqueado, me cogen sudores y le doy vueltas y vueltas a lo que los demás estarán pensando de mí Incluso me despierto por las noches con pensamientos intrusivos que me invaden y me torturan.

El miedo al trabajo

El miedo a ir a trabajar es una consulta muy frecuente en terapia. Muchas personas sienten que no valen para sus puestos de trabajo. Se ven a sí mismos carentes de las facultades necesarias para desarrollar sus tareas de forma competente. En muchos casos, están constantemente ansiosos y se pasan el día dándole vueltas a sus miedos y dudas laborales.

¿Por qué sucede?

Los motivos por los cuales las personas pueden padecer este tipo de problemas son varios, pero siempre agrupan dificultades:

  • De tipo psicológico: Como baja autoestima o inseguridad extrema. También, baja tolerancia a la frustración, expectativas muy elevadas o demasiada autoexigencia.
  • De tipo biológico: Es muy frecuente que estos pacientes padezcan de ansiedad y en algunos casos se requiera de un tratamiento farmacológico.
  • De entorno: Si observamos sus vidas y experiencias vitales, seguramente observaremos que estos problemas se arrastran desde la infancia o adolescencia, en que se preocupaban mucho por los estudios, exámenes y notas. Quizás han tenido padres muy exigentes o han vivido experiencias laborales traumáticas como mobbing o burnout.

La baja autoestima, el problema principal

La falta de autoestima es uno de los problemas principales.

  • Cuando indagamos con el paciente, observamos que éste constantemente se deslegitima, creyendo que nunca tiene la razón y que si algo va mal, seguro que es por su culpa.
  • No se escucha a sí mismo sino que está constantemente pendiente de las reacciones de los demás e intentando pensar lo que querrán sus compañeros o jefes.
  • No es comprensivo ni compasivo consigo mismo sino que se culpabiliza y se machaca todo el rato, hundiéndose más y más en su agobio personal.
  • Normalmente tiene conductas evitativas y no afronta la problemática sino que huye de ella por sistema.
  • La mayoría de veces hay un comportamiento pasivo, no se defiende de los ataques de los demás, dejándose pisotear e incluso creyendo merecerlo.

Este tipo de personas, en muchas ocasiones, tienen expectativas demasiado elevadas e imposibles de realizar como ser perfectos y no equivocarse nunca, de manera que se vuelven perfeccionistas y obsesivos en el trabajo para evitar errar. Acostumbran a pensar todo el día en cosas del trabajo y, en muchas ocasiones, estas dificultades acaban afectando a otras áreas de su vida, como a la pareja o actividades de ocio.

Si se tiene este problema ¿qué debemos hacer?

Si ya lo habéis probado todo pero el problema no se soluciona sino que incluso empeora, debéis consultar a un profesional. Es muy importante que alguien con experiencia en este tipo de conflictos, como un psicólogo o un coach, os aporten su punto de vista objetivo y os den estrategias para poder afrontar la situación.

Como cualquier otra dificultad que nos podamos encontrar en la vida, el miedo al trabajo o la baja autoestima en el campo laboral se puede solucionar si reconocemos que tenemos un problema, pedimos ayuda y estamos dispuestos a trabajar y a tener paciencia.


Helena Romeu Llabrés

Psicóloga clínica

Me siento inseguro/a y no sé si valgo para mi trabajo
5 (100%) 1 voto


+34 932 071 800