Cada vez vemos que es más necesaria la colaboración con despachos de abogados para poder enriquecer cualquier proceso legal que pueda estar relacionado con el ámbito de la salud mental.

Los informes periciales

Los modelos de informes periciales pueden variar en función del tipo de proceso legal que queramos apoyar, y que puede englobar muchas situaciones.

Por ejemplo, podemos encontrarnos delante de un proceso de divorcio difícil, en el que el matrimonio no es capaz de poder llegar a un acuerdo en relación a la distribución del tiempo que quieren pasar con sus hijos, y en este sentido un peritaje puede ayudar a discernir qué es lo más conveniente para los menores involucrados. En este sentido sería necesaria la elaboración de un informe pericial para la recomendación de la división u otorgación de guardia y custodia.

En este caso, a menudo se requiere la intervención de un médico psiquiatra y de un psicólogo para poder fomentar correctamente la situación actual de los menores y las necesidades de éstos. Normalmente son necesarias varias visitas de valoración para poder realizar un buen trabajo, y posteriormente elaborar el informe pericial.

Otro ejemplo que nos encontramos a menudo son los procesos de invalidez. Una persona afectada de un trastorno mental que en un momento determinado no puede desarrollar su actividad laboral puede necesitar un peritaje para poder acompañar el proceso legal de solicitud de una incapacidad.

En este sentido, los informes periciales para la solicitud de invalidez suelen tener un marco teórico que justifica las causas por las cuales esa enfermedad mental en ese momento concreto de la vida de ese individuo es incompatible con el desarrollo de una actividad laboral continuada y normalizada. En este tipo de informes periciales es muy importante poder justificar desde un punto de vista médico y psicológico las afectaciones múltiples de la enfermedad en cuestión, más que defender la presencia de la enfermedad en sí misma.

Otro escenario que a menudo puede requerir o se puede enriquecer de un peritaje es un proceso de acoso laboral. En este campo del derecho laboral, nuestras colaboraciones nos demuestran que un caso de acoso laboral se puede justificar mucho mejor a nivel judicial cuando aportamos un peritaje que pueda reflejar la sintomatología del individuo en cuestión.

En resumen, un informe pericial es un documento de carácter médico que contempla aspectos legales que van destinados a enriquecer el trabajo y la defensa por parte del abogado encargado del caso. Por supuesto, un trabajo en equipo con el abogado siempre nos lleva a un trabajo mejor hecho, con una mayor probabilidad de éxito en el proceso judicial.

Dra. Berta Garcia de Miguel
Médico Psiquiatra