Dr.Romeu y Asociadas · Blog · Anorexia y Bulimia : Ortorexia: un nuevo trastorno alimentario

La Ortorexia proviene de la palabra griega orthos (correcto) y orexis (apetito) y es un símil de anorexia sin apetito. Se trata de un trastorno alimentario que aún no está descrito en el DSM-V, caracterizado por la obsesión patológica por comer comida sana. Según Bratman, autor del concepto, esta patología es perjudicial para la salud como lo puede ser el trastorno obsesivo-compulsivo.

Características de la Ortorexia

La persona que lo sufre tiende a evitar determinados alimentos como los que contienen conservantes o grasas y, por lo tanto, llevar una mala alimentación, lo que les puede llevar a la desnutrición. Se calcula que el 28% de la población de los países occidentales padecen Ortorexia, siendo los más afectados los jóvenes y las mujeres. Este tipo de pacientes se preocupan en exceso por el tipo de alimento que consumen, dedicando mucho tiempo a organizar y planificar su dieta. Son capaces de desplazarse grandes distancias para conseguir los alimentos deseados, lo cual les acaba llevando a un modo de vida disfuncional y patológico. Pueden llegar a ocupar gran parte de su día/semana en ir a todo tipo de centros y comercios especializados para comprar aquellos alimentos que ellos consideran “especiales” y sanos.

Las consecuencias

Las consecuencias de este trastorno incluyen síntomas como obsesión por la alimentación saludable, desnutrición e incluso muerte por inanición. Este tipo de personas tienen tendencia a consumir productos ecológicos y consideran peligrosos aquellos producidos de forma industrial. Además, estos sujetos suelen tener deseos, a veces incontrolables, de comer cuando están nerviosos, ansiosos o con remordimientos. Cuando caen en la tentación de comer alimentos “prohibidos”, estos pacientes se sienten después culpables y corrompidos, comportamientos muy parecidos a los de los pacientes bulímicos o anoréxicos.

¿Por qué ha aparecido este trastorno?

Nuestra sociedad, cada vez más obsesionada por la alimentación, los medios de comunicación que no paran de difundir informaciones sobre nuevos descubrimientos sobre los alimentos potencialmente cancerígenos entre otros, el aumento de la obesidad y por consiguiente de una innumerable cantidad de dietas. Estas pueden ser algunas de las causas del nacimiento de este nuevo trastorno que convierte en una obsesión el comer de forma saludable.

¿Cómo se trata?

La Ortorexia es difícil de diagnosticar porque las personas aún no consideran el “comer bien” como algo patológico. Cuando se diagnostica como trastorno, la mejor manera de afrontarlo es con terapia psicológica de tipo cognitivo-conductual, como pueden tratarse otras patologías (anorexia, bulimia, trastorno obsesivo-compulsivo). En aquellos casos más graves, en los que con la terapia no se consiguen resultados significativos, puede contemplarse empezar con tratamiento farmacológico a través de la ayuda de un psiquiatra.


Helena Romeu Llabrés, psicóloga clínica.