¿Qué es el acoso laboral? ¿Sufro mobbing en mi trabajo?

El acoso laboralmobbing es la acción de un hostigador u hostigadores de producir miedo o desánimo en un trabajador en su puesto de trabajo.

El acoso laboral o mobbing

Como consecuencia, el trabajador recibe una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles y acaba padeciendo una enfermedad conocida como Trastorno por estrés postraumático (TEPT), con sintomatología ansioso-depresiva asociada. En algunos casos, la víctima llega a tener ideación suicida, ataques de pánico, agorafobia o síntomas disociativos.

Los tipos de acoso que se describen son:

  • Horizontal: Se produce entre iguales, por ejemplo, entre compañeros.
  • Vertical ascendente: Se produce por parte de los subalternos del trabajador.
  • Vertical descendente: Se produce por parte de los superiores.

El móvil o intención de los hostigadores al realizar mobbing es lograr que, a través del hostigamiento infringido, el trabajador abandone su puesto de trabajo. Algunos motivos pueden ser:

  • Aspectos económicos (ahorrarse la indemnización por parte de la empresa).
  • La propia psicopatía o rasgos psicopáticos por parte del hostigador que disfruta al maltratar a otra persona.
  • Conseguir que quede libre el puesto de trabajo de la víctima para poner otra persona de su elección.

Los tres criterios diagnósticos más comúnmente aceptados por los investigadores europeos, que sirven para dilucidar si estamos o no ante casos de mobbing son la concurrencia de los siguientes factores:

  • La existencia de una o más de las conductas de hostigamiento internacionalmente reconocidas.
  • La duración del hostigamiento como algo que se presenta a lo largo de un período y por lo tanto que no responde a una acción puntual o esporádica. Se entiende que como mínimo a lo largo de más de 6 meses.
  • La frecuencia de los comportamientos de hostigamiento por lo menos semanal. (una vez o más a la semana).

Algunas de las estrategias de acoso moral perpetradas al trabajador son:

  • Abrumar a la persona con una carga de trabajo inasequible y con plazos de entrega irrealizables.
  • Asignar tareas o trabajos absurdos o sin sentido alguno.
  • Modificar el trabajo a realizar o sus responsabilidades sin decirle nada.
  • Menospreciar o menoscabar personal o profesionalmente a la persona.
  • Restringir las posibilidades de comunicarse, hablar o reunirse con el superior.
  • Ningunear, ignorar, excluir o hacer el vacío, fingir no verle o hacerle “invisible”.
  • Intentar desmoralizar o desanimar a la persona.
  • Evaluar su trabajo de manera inequitativa o de forma sesgada.
  • Humillar, despreciar o minusvalorar en público a la persona ante colegas o ante terceros.
  • Acusar sin base o fundamento por incumplimientos, errores, fallos, inconcretos, y difusos.

El perfil de las víctimas normalmente agrupa alguna de las siguientes características:

  • Alto nivel de moralidad y ética.
  • Elevado nivel de perfeccionismo e implicación en el trabajo.
  • Personas que tienden a defender sus derechos y los de los demás.
  • Gente inteligente y brillante, que destaca por encima de los demás.
  • Individuos que son socialmente atractivos y son escuchados y apreciados por los demás trabajadores.
  • Personas que están en riesgo de exclusión social por su situación económica, sexo, edad, etc.

Si usted cree que puede estar padeciendo una situación de acoso laboral no dude en consultar a un médico o a un psicólogo para poder tratar los síntomas descritos. Al mismo tiempo, recomendamos contactar con un abogado para que le informe de sus derechos y le indique la mejor manera de proceder.

Helena Romeu Llabrés

Psicóloga clínica

Número colegiada: 19543

Dr. Romeu colabora en asuntos legales con el despacho Fontelles Advocats, referencia en acoso laboral o mobbing.