¿Qué hace un psicólogo?¿En qué consiste la terapia psicológ

Psicólogo: Hola, buenos días, ¿En qué te puedo ayudar?

Paciente: Pues verás, no sé muy bien por dónde empezar, porque son tantas cosas… es que es la primera vez que vengo a un psicólogo y no sé cómo funciona todo esto… ¿por dónde quieres que empiece?

Psicólogo: Tranquilo, si quieres te pregunto antes algunos datos personales tuyos y así me pones en antecedentes. O si quieres, te explico un poco como trabajaremos.

Paciente: Sí por favor, muchas gracias.

El trabajo de un psicólogo puede ser difícil de explicar, pero si el profesional sabe lo que se está haciendo, debe saber cómo transmitirlo de una manera entendedora y sencilla. De hecho, considero importantísimo ir explicando a mis pacientes qué es lo que estamos haciendo, cómo y por qué, de la misma manera que un médico o un abogado deben explicarte lo que hacen para llevar tui caso. Muchas veces en la terapia psicológica, el paciente te pregunta “¿Y en qué consiste todo esto?”.

Nuestro trabajo radica en investigar y entender las estructuras internas, recursos, emociones y comportamientos de la persona, ver si estos son adaptativos para el individuo, pensar en alternativas funcionales y transmitírselas al paciente de manera que éste las pueda interiorizar y poner en práctica.

A mí, me gusta compararlo con el aprendizaje de un idioma. Por ejemplo, quieres aprender chino, pero por tu cuenta no acabas de tirar para adelante. Contratas a un profesor particular y empezáis las clases. Al principio, el docente evaluará tus conocimientos, tu nivel, y a continuación empezará a transmitirte los aprendizajes adecuándose a tu ritmo, características  y capacidades. Un idioma no se aprende de un día para otro, sino que requiere de tiempo para ir integrándolo y desarrollándolo. No se trata de memorizar únicamente, sino de entender el porqué de las cosas. Para poder avanzar, se necesitan horas de estudio y práctica a parte de las clases particulares. Al final, si la persona trabaja, es constante y tiene paciencia, acabará por aprender chino perfectamente.

Nuestra manera de trabajar es a través del diálogo, pero también utilizamos la escritura o cualquier otra forma de expresión como el dibujo, la actuación, etc. Dependiendo de cómo es el paciente en todo su contexto, adecuaremos nuestra manera de trabajar y los recursos que utilizaremos para que la persona pueda avanzar de la manera más rápida y eficaz.

Personalmente, mi manera de trabajar es por objetivos y resultados. Si no llego a los objetivos previamente marcados y no obtengo los resultados que me planteé en un principio, significa que no estoy haciendo bien mi trabajo. En el caso de que la hoja de ruta que nos hemos marcado se tuerza en algún momento, debo pararme y analizar qué está sucediendo para poder comunicarlo a mi paciente y así poder buscar las mejores soluciones conjuntamente. Considero sumamente importante ir informando en todo momento al paciente sobre nuestros avances y el punto en el que nos encontramos de la terapia.

En una terapia psicológica, considero que el trato humano es lo primero. El profesional debe ser persona antes que nada y es primordial empatizar con el cliente, crear un vínculo y un entorno de confianza y libertad para que la persona de forma tranquila y cómoda pueda transmitirte sus preocupaciones.

Si la persona realmente quiere solucionar sus dificultades y trabaja para ello, en la mayoría de los casos se obtienen buenos resultados.

Este video de animación muestra una bonita metáfora de lo que hace un profesional de la psicología para ayudar a sus pacientes:

Helena Romeu Llabrés

Psicóloga Clínica