Qué relación de pareja tengo según la teoría del apego

apego - Qué relación de pareja tengo según la teoría del apego

La teoría del apego

La teoría del apego fue desarrollada en los años 50-60 por el psiquiatra y psicoanalista John Bowlby. Más tarde, varios investigadores fueron aportando sus trabajos y publicaciones, desarrollándola hasta lo que es a día de hoy.

Dicha teoría intenta explicar la dinámica de largo plazo que se establece en las relaciones humanas.

Para entenderlo mejor, un bebé, desde que nace, necesita al menos una persona que asuma el rol de cuidador y que se haga cargo de él. Entre ambos se establece un vínculo que se irá desarrollando de manera muy fuerte en los primeros años de vida y que irá menguando de nuevo conforme el bebé vaya creciendo hasta llegar a ser un adulto autónomo e independiente.

Tipos de apego

El cuidador, en principio, debe ayudar al bebé a consolidar un desarrollo social y emocional dentro de la normalidad estableciendo un apego seguro. Si no es así, pueden desarrollarse varios tipos de apego inseguro. A continuación expondremos todos los tipos:

  • Seguro: El niño considera el cuidador como una base segura para la exploración. Busca su proximidad y protesta cuando se aleja. El niño se desarrollará de una forma sana y adaptativa, con espacio para crecer y explorar pero sintiéndose amparado y protegido si lo requiere. Se sentirá querido de forma incondicional. El cuidador reacciona de forma apropiada a las necesidades del niño.
  • Ansioso: Le es muy difícil hacer frente a las ausencias del cuidador. El bebe busca garantías constantemente. El cuidador es excesivamente protector con el niño, sin dejarle ser independiente. Cuando el cuidador se aleja, el bebe llora desconsolado y le cuesta mucho reponerse.
  • Ambivalente/Resistente: El cuidador no es una persona que transmita seguridad. El niño busca la proximidad antes de que el cuidador se aleje y cuando esto sucede el bebe se irrita. Se preocupa por la disponibilidad del cuidador, buscando contacto, pero resiste con rabia cuando lo alcanza. El cuidador es inconsistente entre las respuestas apropiadas y negligentes. El niño nunca sabe a qué atenerse, nunca sabe si recibirá un ataque o un abrazo por lo que se mantiene constantemente alerta delante de la arbitrariedad.
  • Evitativo: Muestra poca capacidad de afecto. No muestra irritación hacia la partida del cuidador ni prácticamente ninguna reacción cuando este reaparece. El bebe siente que no hay apego, de manera que es rebelde y con baja autoestima. El cuidador ha sido negligente en el sentido de que no se hace cargo suficiente de las necesidades del bebe.
  • Desorganizado: Este es el más preocupante. El bebe se comporta de forma asustada, confunde sus roles, muy negativista, con dificultades para expresar su afecto. A menudo asociado a formas de abuso infantil. Cuidadores completamente negligentes.

Qué pareja soy según tipo de apego

Pareja estable y adaptada

Los adultos con apegos seguros tendrán tendencia a establecer relaciones sociales y emocionales adaptativas. Les será más fácil tener buena autoestima y seguridad en sí mismos. Al menos, en lo que se refiere al apego, el adulto no tendrá dificultades relacionadas. En sus relaciones de pareja establecerán el amor incondicional como base. Respetarán el espacio del otro y harán respetar el suyo. Formarán equipo con su pareja pero serán capaces de llevar a cabo sus propias vidas de forma independiente.

Pareja ansiosa y dependiente

Cuando hablamos de apegos ansiosos nos referimos a personas que necesitan del otro para sentirse seguros. El adulto con este tipo de apego será inseguro y con tendencia a la dependencia. Se mostrará ansioso ante la separación de las personas con las que establezca vínculos próximos. En una relación de pareja será la parte dependiente que necesitará apoyo y consuelo constante para adaptarse a su realidad. Será capaz de sacrificarse más que la media para mantener su pareja a su lado. Cederá con más facilidad, siendo dócil y servil si considera que así mantendrá a su pareja. Tienden a la inestabilidad emocional en forma de ansiedad o melancolía si se sienten abandonados. Buscan a alguien que se haga responsable de ellos.

banner drromeu - Qué relación de pareja tengo según la teoría del apego

Pareja insegura, desconfiada y controladora

El adulto con apego ambivalente será inseguro, requerirá muestras constantes de cariño y cuando las reciba reaccionará con rabia. Seguramente mostrará celos e intentará controlar a las personas con las que tenga vínculos cercanos. Es muy probable que ponga a prueba a las personas próximas para que le demuestren su afecto. Pasa del amor al odio muy rápidamente. Acostumbra a tratar mal a sus parejas en el sentido que nunca tiene suficiente, siempre quiere más pruebas y demostraciones de amor. En muchas ocasiones se sentirá poco querido y no creerá que su pareja quiera estar con él realmente. Presionan y controlan tanto a sus parejas que estas se acaban cansando por desgaste. Manifiestan mucha ansiedad cuando piensan que no son queridos. Harán comprobaciones y comparaciones constantes. En verdad tienen baja autoestima. Cuando consiguen su confirmación, se calman y son muy cariñosos y cercanos, hasta que les vuelven a entrar las dudas y la desconfianza. Cualquier cosa les puede hacer desconfiar y tienen tendencia a interpretar erróneamente los actos de sus parejas.

Pareja con miedo al compromiso

El apego evitativo se manifiesta en los adultos a través de personas desvinculadas, a las que les cuesta establecer relaciones de amistad o de pareja. Sentirán poco afecto por los demás y permanecerán desapegados. Les cuesta establecer relaciones de pareja, pues en el fondo, tienen miedo al abandono. Prefieren no establecer lazos y así eliminar toda posibilidad de sufrir. Si se sienten presionados, huirán y desaparecerán, literalmente. En muchos casos tienden a la infidelidad pues les asegura alejarse emocionalmente de sus parejas. Les cuesta avanzar en las relaciones y dar pasos de compromiso. No tienden a abrirse emocionalmente, se cierran y no expresan.

Pareja tóxica, maltratador/víctima

El apego desorganizado da lugar a adultos con apegos muy inseguros, con tendencia a ser víctimas de maltrato o maltratadores. Tienen reacciones agresivas y poco predecibles, a menudo, explosivas. Tienden a la destrucción, tanto hacia sus parejas como hacia sí mismos. Las parejas con este estilo de apego son las más tóxicas y potencialmente peligrosas. En realidad, con muy baja autoestima, hacen daño a las personas que tienen más cerca por incapacidad de sentirse bien por sí solos. Entienden el amor como una lucha de poder, dominación y humillación hacia sí mismos o hacia el otro.


Helena Romeu Llabrés
Psicóloga Clínica

Qué relación de pareja tengo según la teoría del apego
5 (100%) 2 votos


932 071 800