controlar celos

Una demanda frecuente en la consulta suele ser el malestar ocasionado por los celos. Una relación de pareja puede estar al borde del abismo por estos pensamientos invasivos y obsesivos que nos llevan a desconfiar del otro de forma excesiva. Aunque las situaciones varían todas tienen factores en común, una serie de causas que se repiten una y otra vez. Para poder combatirlos, en terapia trabajamos los celos de la siguiente manera:

  • Analizamos el motivo para descartar los celos razonables de los patológicos: Si tu novio está tonteando continuamente con todas las chicas que conoce, es entendible que te enfades y te pongas celosa. Pero si hablamos de que por una simple mirada le montas un escándalo cada dos por tres, quizás estamos tratando con algo más grave. Es mejor trabajar con los ejemplos concretos para poder hacer un buen análisis de la situación.

CELOS RAZONABLESCELOS PATOLÓGICOS

  • Estudiamos la relación de pareja: Debemos averiguar los roles de cada sujeto, quién es más sumiso y quién más dominante, si hay dificultades en la relación sexual, si ha habido sucesos determinantes en el pasado, descubrir si existen faltas de respeto y cuál es el funcionamiento sistémico de la pareja.
  • Investigar autoestima y seguridad personal: En los celos patológicos la dificultad reside en el sujeto que los padece y no al revés. Entre otros, es común que sea una persona insegura que se quiere poco a sí misma, aunque, en muchas ocasiones, puede parecer lo contrario. Es muy importante realizar un buen análisis y transmitírselo con cautela a los afectados.
  • Indagamos en el mundo del sujeto celoso: Si tiene amigos, si trabaja y/o estudia, si tiene contacto regular con la familia, si tiene aficiones y cómo ocupa su tiempo libre. Es más probable que los celos patológicos aparezcan en personas que se centran mayoritariamente en su pareja. Cuando los ámbitos vitales de la persona son escasos, la pareja ocupa una situación prioritaria y por lo tanto supone dependencia. El miedo a perder a una pareja es mayor cuando ésta es lo único de la vida del otro. Por lo tanto, es vital que nos diversifiquemos y que tengamos varias esferas diferentes en nuestra vida para poder decidir con más libertad. Por ejemplo, si el “quesito” de la persona es:

evolucion celos Por el contrario: entorno celos

  • Analizamos la secuencia de pensamiento desde que aparece el acto desencadenante hasta que la persona se ve sobrepuesta por los celos “aparentemente” incontrolables.

El siguiente ejemplo recrea la manera de pensar de una Novia con celos patológicos:

Mi Novio mira a Chica guapa→ Mi Novio piensa que la Chica es más guapa que yo (Novia) → Al ser yo menos guapa, Novio me quiere menos (a Novia) →Como me quiere menos, Novio es infiel con la Chica → Finalmente, rompemos relación por la infidelidad.

Observamos que existen varias Distorsiones del pensamiento (asociaciones erróneas en la manera de pensar):

Que Novio mire Chica guapa=Mi Novio es infiel y relación se rompe

Novio → No puede mirar Chicas guapas

Ser más o menos guapa=que mi Novio me quiera más o menos

Novia→ Se obsesiona con su físico

Aprender a controlar los celos

Por lo tanto, si uno quiere aprender a controlar los celos, entre otras cosas, algunos de los deberes a realizar son:

  • Ten una vida plena y diversificada: Ten tu “quesito” bien lleno y variado. No apuestes por una sola cosa. Tu pareja no debería ser lo único de tu vida, y si lo es tendrás tanto miedo de perderla que puedes ser capaz de hacer las más grandes locuras y estupideces.
  • Analiza bien tu caso en busca de ideas irracionales: A veces, damos por hecho determinadas afirmaciones. Si quieres estar sano emocionalmente, empieza a cuestionarte tus creencias, puede ser que averigües que algunas son falsas y además te hacen sufrir mucho. Debes abrir tu mente y abrir camino hacia la introspección (conocerse a uno mismo).
  • Habla con los amigos y seres queridos: Ellos tienen una visión más objetiva que tú y pueden ayudarte a salir del bucle en el que estás metido.
  • Intenta trabajar tu autoestima y seguridad personal: Este paso es básico en cualquier terapia. Pensad que todo empieza por uno mismo. Si no nos queremos y no nos tratamos bien, estaremos más indefensos ante los celos y otros malestares psicológicos.
  • Asegúrate de que todo funciona bien en tu pareja: Los celos pueden estar influenciados por la existencia de una relación de pareja poco sólida e inestable. Si los miembros no se respetan, se maltratan psicológicamente, hay rencores pasados sin resolver, o no se recibe y se da lo mismo por ambas partes, los celos pueden aparecer con más facilidad.

Helena Romeu

Psicóloga

Nº colegiado: 19543