Freud, el padre del psicoanálisis

El Psicoanálisis: liderado por Sigmund Freud (1856-1939), psiquiatra y neurólogo austriaco, distinguió 3 ámbitos de la mente: consciente, inconsciente y preconsciente.  El autor dedicó gran parte de su estudio al inconsciente, que definía como aquella parte de la mente que define y explica los mecanismos que se encuentran detrás de nuestra capacidad para pensar y experimentar.

  • Freud coincidió con Josef Breuer, un médico que averiguó a través del relato de fantasías y alucinaciones por parte de una paciente, Anna O., se conseguían reducir sus síntomas patológicos. Breuer empezó a utilizar la hipnosis para facilitarle el acceso a los recuerdos de acontecimientos traumáticos, y con varias sesiones, los síntomas de Anna remitieron. Anna, diagnosticada de parálisis e histeria, describía su tratamiento, como “la cura hablada”. Así, ese es el primer caso de psicoterapia aplicada como tratamiento de una enfermedad mental.

Con Freud desarrollaron un método de tratamiento psicológico basado en la idea de que muchas formas de malestar o patología mental eran el resultado de experiencias traumáticas del pasado del paciente, ocultas a la consciencia en el presente. Así, su método trataba de liberar la memoria reprimida en el inconsciente, permitiendo recordarla desde la consciencia y así poder hacer frente a la experiencia, tanto emocional como intelectualmente. El proceso liberaba la emoción escondida y así, los síntomas desaparecían.

Freud explicaba que el estado activo de consciencia, el nivel superficial, al que tenemos acceso fácilmente, no es más que una fracción de la totalidad de fuerzas psicológicas que operan en nuestra realidad psíquica. El inconsciente es una poderosa dimensión que está por debajo del consciente, y es la que dicta nuestro estado cognitivo activo y nuestra conducta. De esta forma al liberar los recuerdos reprimidos del inconsciente y hacerlos conscientes a través del psicoanálisis, se alivia la tensión psíquica del paciente.  Según Freud “la mente es como un iceberg; solo una séptima parte de su masa sobresale del agua”.

En el inconsciente residen nuestras pulsiones biológicas instintivas, las que dirigen nuestros actos, para así lograr satisfacer nuestras necesidades básicas. Pero Freud también decía que en él también se albergaba la pulsión opuesta, la de  la muerte, que se halla desde el nacimiento de la persona. Decía que es una pulsión autodestructiva que nos lleva hacia adelante.

Posteriormente, Freud propone una nueva estructura de la mente en la que se distinguen el ello, el yo y el superyó. El ello  lo constituyen las pulsiones primitivas y obedece al principio del placer, por lo que busca satisfacer de inmediato la pulsión. El yo que obedece el principio de la realidad, entendiendo que no podemos tener todo lo que deseamos, regula al ello, El yo a su vez, conducido por el superyó, el que juzga, que lo constituye la voz interiorizada de los códigos morales de la sociedad y es el origen de la conciencia, la culpa y la vergüenza.

Para Freud, el conflicto psicológico no es más que el conflicto que sale de estas fuerzas opuestas. O lo que es lo mismo, el sufrimiento emocional es el resultado de un conflicto inconsciente. Para tratar el malestar del paciente, Freud utilizaba diferentes técnicas, siendo una de las primeras, el análisis de los sueños.  También a través de los lapsus linguae (error verbal que se considera que delata una creencia o pensamiento reprimido) del paciente, el psicoanalista podía acceder a su inconsciente. La técnica de la asociación libre (desarrollada por Carl Jung) consiste en dar al paciente una palabra y que éste pronuncie la primera palabra que se le ocurra. De esta forma,  facilitaba la aparición del inconsciente, donde se esconden sentimientos reprimidos.

En términos freudianos, el acto de liberar y sentir las emociones profundas asociadas a recuerdos reprimidos, se denomina catarsis.

Con el tiempo el psicoanálisis fue modificando sus ideas y posteriormente se escindió en 3 grandes grupos: los freudianos (los seguisores de Freud),  los Kleinianos (seguidores de las ideas de Melanie Klein) y los noefreudianos.

Algunos autores psicoanalistas   

  • Alfred Adler (1870-1937) fue el primer psicoanalista en ampliar la teoría psicológica del psicoanálisis de Freud, al proponer que la psyche de la persona también está influida por fuerzas presentes y conscientes, y que la influencia del entorno social es también importantísimas. Adler acuñó el término de complejo de inferioridad, que se desarrolla cuando el éxito no alivia los sentimientos de inferioridad, los cuales motivan el hacer y lograr cosas. Porque todos desde niños, nos sentimos inferiores. No todo desarrollamos el complejo de inferioridad, eso se da según el éxito nos alivie o no los sentimientos de inferioridad.
  • Carl Jung (1875-1961), llevó la idea del inconsciente más allá, y apuñó el término de inconsciente colectivo, formado por los mitos y símbolos comunes universalmente compartidos, y que por lo tanto no se basan en nuestras propias experiencias individuales. Así, estos recuerdos heredados, que se transmiten de generación en generación, emergen en la psique en el lenguaje de los símbolos o
  • Melanie Klein (1882-1960) especialmente recordada por su trabajo con los niños y por el empleo del juego como terapia. Para Klein el instinto de vida y el instinto de muerte (albergados en el inconsciente) generan tensión psíquica constante, porque la propia vida es la lucha contra la pulsión de muerte. Así, esta lucha entre ambos instintos, dura toda la vida.
  • Karen Horney (1885-1952) propone que los entornos sociales, los cuales desarrollan normas culturales basadas en creencias, son de gran importancia para el individuo. Así, los entornos sociales insanos tienden a generar sistemas de creencias poco sanos en los individuos, impidiéndoles desarrollar su auténtico potencial. Resulta por lo tanto, fundamental distinguir nuestras creencias propias de las que nos vienen dictadas por el entorno. Para ella, el yo neurótico está escindido en un yo idealizado y un yo real.
  • Jacques Lacan (1901-1981) quien fundó la Sociedad Francesa del Psicoanálisis, consideraba que nuestra concepción del yo viene configurada por nuestra conciencia del otro, y que es el lenguaje del otro, lo k forma nuestros pensamientos más profundos. El otro se caracteriza por el ambiente en el que hemos crecido, es el discurso que vamos adquiriendo a través del lenguaje, que es el que nos permite pensar y expresarnos, y ese lenguaje es el del Según Lacan, “el inconsciente es el discurso del otro”.
  • Anna Freud (1895-1982), hija de Sigmund Freud, centró sus ideas en la formación del superyó y en sus efectos sobre el Ella fue quien describió los diferentes mecanismos de defensa, que son los métodos que utiliza la mente para impedir que el malestar nos altere.
  • Donald Winnicott (1896-1971), pediatra y psicoanalista, ofreció una perspectiva personal acerca de las relaciones que se establecen entre madre-niño y sobre el proceso de desarrollo infantil.
  • Erich Fromm (1900-1980), psicoanalista humanista, deriva los problemas psicológicos a la conexión entre individuo y mundo, y a la incapacidad de amar y de ser creativo.

Laia Oliva

Psicóloga-Psicoterapeuta

Más artículos de Historia de la Psicología y Psicoterapia

Podríamos decir, que el origen de la psicoterapia fuera, en algunos aspectos, el élenchos socrático….