Dr.Romeu y Asociadas · Blog · Psicología : Separase con hijos

Hoy en día las separaciones matrimoniales o de pareja siguen en aumento. Y dentro de todas ellas hay muchas que se producen en familias con hijos, bien sean hijos de corta edad, adolescentes o incluso adultos jóvenes. En cualquiera de los casos el hecho de tener descendencia en la familia aumenta la complejidad del proceso de separación de por si.

¿ Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos?

Es por ello que consideramos interesante poder realizar algunas consideraciones sobre acciones y mensajes claros hacia nuestros hijos que les pueden facilitar la nueva situación.

Es importante hablar claro a nuestros hijos de la decisión de la separación, no dar mensajes ambiguos de la nueva situación, sino ser claros y concisos con los cambios que van a suceder. Explicar la decisión en un momento adecuado, tranquilo y en un espacio conocido por los menores puede ayudar. Transmitir que la decisión tomada es el resultado de la mejor opción familiar para poder continuar cuidando a nuestros hijos.

Recordar a nuestros hijos que aunque hayamos decidido separarnos papá y mamá les siguen queriendo igual, de la misma manera. Es decir, que aunque papá y mamá hayan decidido que no pueden seguir conviviendo, a ellos , nuestro hijos, los queremos igual, y que no deben preocuparse por ellos. Decirles más a menudo lo que nos importan, como los queremos y lo mucho que disfrutamos con ellos les puede ayudar a tenerlo bien claro.

En caso de niños muy pequeños, los cuentos o los dibujos pueden servirnos para explicar la situación de la separación. Acompañarse de un cuento donde se hable de la separación , o bien adaptar algún cuento que a nuestros hijos les guste pueden ser opciones válidas. Los dibujos también nos pueden ayudar a personalizar la situación que queremos contar, e incluso podemos observar que les preocupa o nos transmiten nuestros hijos con ellos.

Intentar no criticar al ex-cónyugue delante de nuestros hijos, ni usar frases o comentarios despectivos hacia él, aunque esto en algín momento podamos sentir que nos podría acercar a alguno de nuestros hijos.

Muy importante también consideramos es el hecho de respetar los acuerdos pactados entre los padres. Separarse con hijos es una situación totalmente diferente a hacerlo sin hijos, y de ahí el esfuerzo añadido a intentar cumplir los acuerdos que afecten a los menores.

Por último, acompañar a nuestros hijos en las emociones que puedan sentir resultantes de la nueva situación es básico y muy importante para poder asegurar una buena aceptación de la nueva situación.

Formas de acompañar a los menores pueden ser el preguntarles abiertamente como se encuentran, demostrar más paciencia ante sus comportamientos negativos o rabietas, ayudarles a expresar sus dudas, sobretodo si se trata de menores de corta edad, y reforzar y felicitar sus conductas adecuadas y su buena gestión de la situación.

Si existen dudas sobre como estamos gestionando la situación de la separación, puede ser conveniente pedir ayuda a un profesional del ámbito de la salud mental, para valorar si es necesario ayudar temporalmente a los padres, o bien a los menores.

Puede ser necesaria temporalmente y beneficiosa en el proceso de la separación la introducción de un tratamiento psicofarmacológico, así como también un tratamiento psicológico.

Dra. Berta Garcia de Miguel
NCOLEGIADO 38828