A todos nos agrada el éxito. Superar los retos que se nos plantean en nuestro día a día nos hace sentir a gusto y a su vez nos estimula para afrontar y vencer nuevos desafíos. Estamos hablando del winner effect o efecto ganador, que explicará a continuación el psicólogo Ian Robertson . Él, nos mostrará cómo bien dosificado, el efecto ganador impulsa la innovación y nos hace más competitivos. De todas formas, no hay que dejar que el éxito nos domine, ya que entonces el efecto puede ser perjudicial. Este capítulo de Redes habla de cómo el éxito llama al éxito y de que hay ciertas bases científicas en esta afirmación.