En el ámbito de la psiquiatría y neurología existen algunos síndromes y trastornos mentales tan extraños y asombrosos que parecen formar parte del mundo de la ciencia ficción. Muchos de ellos, de hecho, llevan nombres de personajes de películas y series como el Síndrome de Dexter o el de Alicia en el país de las maravillas. Algunos de estos trastornos tienen cura y otros no, pero todos sorprenden por su rareza y peculiaridad.

Los síndromes más extraños

Estos síndromes están documentados por la comunidad científica, aunque no todos ellos aparecen en el DSM-IV.

En este artículo, os mostraremos algunos de estos trastornos y en próximas entregas, os iremos desvelando más.

Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas

Se llama así por la novela de Lewis Carrol, aunque también es conocido como Micropsia. Este trastorno afecta la percepción visual, percibiéndose los objetos más pequeños de lo que realmente son. También, puede haber alteraciones en la percepción de la forma, situación espacial o temporal de los objetos.

Delirios de Capgras

Este trastorno es un tipo de delirio en el que el afectado cree que una persona cercana a él es un impostor. Se puede asociar a la esquizofrenia o a una desconexión entre el reconocimiento visual y la memoria afectiva, quizás resultado de algún daño cerebral o demencia.

El síndrome de Cotard

Se trata de un tipo de delirio típico de la Esquizofrenia, también conocido como el “Síndrome del muerto viviente” o delirio de negación. Los afectados por este síndrome creen que están muertas, que no existen o que han perdido sus órganos. Puede ir acompañado de alucinaciones visuales.

Koro (trastorno)

La gran mayoría de casos que padecen este trastorno se sitúa en el sudeste asiático, sobretodo en China, aunque se han detectado individuos de otros países que también lo sufren. Los hombres aquejados de Koro tienen un miedo o creencia irracional de que su pene se va reduciendo progresivamente hasta desaparecer por completo. Cuando el trastorno se presenta en mujeres, hace referencia a la contracción de los pezones.

La Maldición de la Ondina

El Síndrome de Ondine es un trastorno respiratorio que puede llevar a la muerte sufriendo de paro cardiorrespiratorio durante el sueño. Esta dolencia es congénita o desarrollada, debido a un trauma neurológico severo al tronco cerebral. En algunos casos, los respiradores artificiales pueden ayudar.

Síndrome de Amok

Se trata de un Síndrome ligado a la cultura que sólo se da en la isla de Java e Indonesia. Consiste en una súbita y espontánea explosión de rabia salvaje, normalmente después de sufrir una vergüenza social, que hace que el afectado corra alocadamente y ataque, hiera o mate indiscriminadamente a todos los que se va encontrando. Generalmente, este tipo de sujetos se suicidan después del ataque. Sino, quedan exhaustos y pasan por un período de depresión.

El síndrome del Dr. Strangelove

Se trata de una enfermedad de origen neurológico en la que una de las manos del sujeto se mueve de forma independiente a la consciencia del individuo. Las personas que padecen este desorden mueven una de las dos manos sin percatarse de ello, sin dar orden alguna a través de su sistema neurológico o psicomotor. Incluso, los afectados por esta enfermedad pueden realizar tareas complejas sin darse cuenta, como rascarse, vestirse o mover objetos.

Síndrome de Tourette

Los pacientes con este síndrome tienen tics compulsivos como movimientos faciales o tics vocales, de manera que el enfermo no puede controlar los sonidos y vocablos que emite, llegando incluso a prodigar insultos.

Síndrome de Munchausen

También llamado Trastorno facticio. Este tipo de enfermos simulan sufrir de dolencias y enfermedades infringiéndose daño a sí mismos a través de cortes, mutilaciones, ingestión de tóxicos, etc. Su objetivo es llamar la atención para que les cuiden y les atiendan, disfrutando de las curas.

Ceguera al movimiento

También llamado Akinetopsia, es un trastorno que no deja al paciente percibir el movimiento de aquello que le rodea. Cuando un objeto permanece inmóvil, pueden verlo, pero si se mueve, lo ven borroso o directamente no lo ven. Las causas de esta dolencia pueden deberse al daño producido por infarto cerebral o por cirugía craneal.

Negligencia hemisférica

Se trata de un trastorno que afecta a la visión de quien lo padece, de manera que este sólo puede ver la mitad de las cosas, el lado izquierdo o el derecho. Es un tipo de afectación que está causada por el deterioro de los centros visuales de un lado del cerebro.

Síndrome de la cabeza que estalla

Este extraño síntoma se presenta durante la noche, en el momento en que los sujetos afectados intentan conciliar el sueño. Quienes lo padecen lo identifican como una especie de “chasquido en el cerebro”. Algunos pacientes relatan que sienten esta pequeña explosión acompañada de un tipo de luz sin identificar.

El síndrome de Peter Pan

El síndrome de Peter Pan no queda tipificado en el DSM-IV, aunque los especialistas  utilizan este nombre para describir determinadas características de personalidad en personas con un bajo grado de madurez psicológica y determinadas dificultades sociales para relacionarse con los demás de una forma adulta y adaptativa. Las personas afectadas de este síndrome rehúyen las responsabilidades adultas, las obligaciones o compromisos, entre otros.

Tricotilomanía

Este tipo de trastorno afecta a un porcentaje bajo de la población y consiste en que el afectado se arranca compulsivamente el pelo que le crece en cualquier zona del cuerpo. Se clasifica en el DSM-IV como un trastorno del control de los impulsos (no clasificado en otros apartados). La alteración no se debe a una enfermedad médica y causa malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de los ámbitos vitales del individuo.

Síndrome del acento extranjero

Se trata de una rara alteración del habla con origen neurológico. Este trastorno consiste en crear un patrón de lenguaje totalmente distinto al propio, o crear una lengua irreconocible, producto de la mezcla de todos los idiomas con los que tuvo contacto el sujeto.

Licantropía clínica

La licantropía clínica es un extraño síndrome psiquiátrico que provoca una alucinación en el paciente, el cual cree que se puede convertir en un animal.

Esta enfermedad hace que el paciente entre en un trance durante el cual cree ser un animal y se comporta como tal. Generalmente, los sujetos se identifican con lobos, perros o animales peligrosos; sin embargo, otros lo hacen con gatos, etc.

Síndrome de Korsakov

Suele aparecer como consecuencia del alcoholismo crónico. Este síndrome se produce por una lesión cerebral que provoca amnesia a corto plazo. Los sujetos afectados son  incapaces de recordar hechos o experiencias que vivieron antes de padecer la enfermedad.

Síndrome de Jerusalén

Se trata de un tipo de psicosis relacionada con las creencias religiosas y causada por el impacto que causa visitar Jerusalén u otros lugares religiosos. Esta enfermedad ocasiona que los que la padecen puedan creer que son profetas u otras figuras del Antiguo o Nuevo Testamento. Es una curiosa y excepcional  enfermedad psicótica que se manifiesta a través de delirios. Algunas personas se obsesionan con la ciudad de Jerusalén y experimentan síntomas como ansiedad,  empezar a utilizar una toga, cantar himnos, recitar versículos de la biblia e incluso a predicar en público.

El síndrome de Costello

El Síndrome de Costello (SC) es una enfermedad que involucra una disfunción genético-metabólica, que está presente desde el nacimiento y que afecta a varios sistemas del organismo. Se caracteriza por un retraso en el desarrollo físico e intelectual, determinados rasgos faciales, pliegues profundos en la piel, y una flexibilidad inusual en las articulaciones.

Síndrome de Hikikomori

Este síndrome se trata de un trastorno psico-social que lleva a los sujetos que lo padecen a un aislamiento social, incluso sin llegar a salir de su casa en años. Se trata de un problema que tiene origen en Japón, pero recientes investigaciones han concluido que esta enfermedad está creciendo en el resto del mundo.

  • Síndrome de Stendhal

Este trastorno recibe su nombre por Stendhal (autor francés del siglo XIX) que, en una visita a la Basílica de la Santa Cruz de Florencia en 1817, experimentó este fenómeno en sus propias carnes. Se conoce también como Síndrome de Florencia y es un tipo de trastorno psicosomático que se vincula a individuos con una sensibilidad elevada. Las personas que lo sufren experimentan un placer mental excesivo, que acaba convirtiéndose en un intenso malestar, al exponerse a muchas obras de arte en poco tiempo. Los síntomas pueden ir desde sudores, mareos o palpitaciones hasta estrés, ataques de ansiedad, visión borrosa o, incluso, psicosis total.

  • Wild man (Hombre salvaje)

Este síndrome es específico de Papua Nueva Guinea. Se trata de un tipo de Trastorno del lenguaje, que padecen hombres entre los 30 y 35 años de edad, los cuales empiezan a hablar de forma extraña e inconexa. Cuando un individuo presenta la enfermedad, la gente que está a su alrededor, suele rodear al paciente y simular que le temen y, al final, el paciente decide marcharse para luego regresar y aparentar que no ha pasado nada raro.

  • Síndrome Dexter

Es un tipo de trastorno neurológico llamado también Alexitimia. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), lo sufre un 10% de la población a nivel mundial. Los individuos que lo padecen tienen dificultades para identificar y expresar sus emociones. A estos pacientes les es muy difícil saber si sienten amor, alegría, miedo u odio y, muchas veces, no son capaces de decir “te quiero”. Estas personas tienden a hablar poco, parecen serios, aburridos, les falta empatía y suelen tener problemas de tipo sexual. Muy conformistas, les cuesta tomar decisiones y crear vínculos sociales.

  • Síndrome de Rapunzel

Su nombre proviene de la fábula de los famosos hermanos Grimm (Rapunzel), aunque, a nivel científico, se conoce también como Tricofagia. Lo padece una parte muy pequeña de la población mundial (entre el 0,6 y el 1,6%). Las personas que lo padecen, se obsesionan en arrancarse el pelo y comérselo, aunque la ingestión no se produce en todos los casos.

  • Folie à deux

Este extraño trastorno proviene del término francés “locura compartida por dos”. Se presenta cuando dos o más personas (normalmente cercanas) comparten el mismo delirio.

  • Inserción de pensamiento

Se trata de un tipo de delirio o alucinación típico de la Esquizofrenia, que aparece cuando el individuo que lo padece piensa que sus ideas no son de él, sino que provienen de otra persona. En algunas ocasiones, estos pacientes no son capaces de saber de dónde provienen estos pensamientos.

  • Síndrome de Otelo

Se trata de un trastorno que engloba delirios y alucinaciones relacionados con el miedo obsesivo y excesivo (preocupación extrema e irracional) a perder a la pareja por una infidelidad, aunque no haya evidencias. Este síndrome tiene componentes biológicos, culturales y psicológicos. No se trata de simples celos, sino que la enfermedad va mucho más lejos y las personas que lo sufren están totalmente convencidas de que sus parejas les son infieles. Pueden llegar a perseguir a sus parejas, acosarlas e interrogarlas.  Es más típico que se presente en varones.

  • Síndrome de Ekbom

El síndrome de Ekbomes un terrible trastorno caracterizado por la creencia de que el cuerpo ha sido infestado por parásitos. Es muy común que los pacientes afectados contraten especialistas sanitarios (dermatólogos, digestólogos, etc.) o exterminadores de insectos para poder controlar la supuesta infestación.

  • Paramnesia Reduplicativa

Este tipo de trastorno está normalmente causado por un daño cerebral. A consecuencia de esta lesión, la persona afectada cree que está en un lugar que no es el sitio dónde está realmente, como una sensación de estar en un lugar que ha sido duplicado o desplazado.Se conocen casos de soldados con lesiones cerebrales que creen estar hospitalizados en su ciudad natal, incluso cuando ni siquiera están cerca.

  • Síndrome del doble

El que padece este síndrome cree que existe un doble que es idénticamente como él, pero con otra personalidad y vida diferente. Según las investigaciones, el doble puede ser un familiar cercano o un extraño. En ocasiones, los pacientes que padecen  este síndrome, creen que alguien les ha robado su apariencia y esto puede provocar ataques de ansiedad.  Aparece con más frecuencia en las personas diagnosticadas con Trastorno Bipolar  o Esquizofrenia.


Helena Romeu Llabrés

Psicóloga Clínica