Interesante intervención de Walter Riso en un programa de televisión en el que explica la necesidad de quererse a uno mismo, sin llegar al punto del narcisismo o la egolatría. Si queremos tener una buena salud mental, debemos enamorarnos de nuestras virtudes y no obsesionarnos con los defectos.